Albertosaurus, el Gran Cazador

Albertosaurus Sarcophagus ¡¡Un Dinosaurio con nombre Propio!! Se lo debe al lugar donde lo encontraron en Alberta (Canadá) y es un terópodo Tiranosáurido, como habréis imaginado, es un primo del Rex. Vivió en el Cretácico (hace unos 65 millones de años) y que se sepa, sólo hubo dos especies. Por supuesto era un “carnisaurio”, un dinosaurio voraz, veloz y cazaba en grupos de más de entre 10 y 26 colegas, ¿os imagináis una marabunta semejante corriendo y rugiendo hacia sus pobres e indefensas presas? ¡Brrr… qué miedo ¿no?!… No había quién escapara de algo así.

 

 

albertosaurus-gran-cazador-fotosdelanaturaleza.es (2)

 

 

 

 

albertosaurus-gran-cazador-fotosdelanaturaleza.es (3)

 

 

 

 

albertosaurus-gran-cazador-fotosdelanaturaleza.es (4)

 

 

 

Grande, caminando en dos patas, balanceándose de forma terrible y con unos dientes horripilantes, era uno de los grandes depredadores de la era de los Dinosaurios. No era tan grande como su primo el Rex, podía llegar a pesar 2 toneladas y alcanzaba los 10 metros y aún siendo un poco más pequeño era igual de letal. Con sólo 3 dedos útiles y uno de “adorno” se las apañaba para correr hasta casi los 50 km/h, dado que el dedo intermedio era más largo que los demás se supone que le serviría para el apoyo al correr.

 

 

albertosaurus-gran-cazador-fotosdelanaturaleza.es (1)

 

 

 

 

albertosaurus-gran-cazador-fotosdelanaturaleza.es (2)

 

 

 

 

albertosaurus-gran-cazador-fotosdelanaturaleza.es (3)

 

 

 

En su cabezota enorme tenía unas crestas coloridas y brillantes, se supone que las utilizaban para atraer a sus parejas. Es uno de los diferenciales con el Rex, cuando veáis un muñecote de dinosaurio representado con éstas crestas, es un Rex mal diseñado porque sólo las tenían los Albertosaurus en la familia. Por cierto, el primer Albertosaurus fue descubierto en los albores de la ciencia paleontológica, en 1884 por Joseph Burr Tyrrel, aunque ni su nombre ni el estudio más intenso sobre la especie comenzaron hasta el 1905 de la mano del doctor Henry Fairfield Osborn.

 

 

albertosaurus-gran-cazador-fotosdelanaturaleza.es (1)

 

 

 

 

albertosaurus-gran-cazador-fotosdelanaturaleza.es (2)

 

 

 

 

Lo más destacado de éste gran depredador eran sus más de 70 dientes, todos diferentes, ajustando a la perfección para poder ejecutar la mordida y a golpe de movimientos feroces de la cabeza arrancar el trozo, masticarlo y tragarlo en el momento. Ningún otro carnívoro tenía ésta cantidad de dientes ni su disposición tan peculiar.

 

 

albertosaurus-gran-cazador-fotosdelanaturaleza.es

 

 


Publicado en Dinosaurios Carnívoros y etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , .